El 67% de las pymes planea lanzar una aplicación móvil

Pantalla tableta y ordenador con una aplicación móvilCada vez son más las empresas que disponen de una aplicación móvil (app) para prestar o complementar el servicio que ofrecen. A menudo asociamos las apps a las grandes compañías, pero un informe de la agencia norteamericana Clutch revela que cada vez más pymes de todo el mundo contemplan esta opción para implementarla en sus negocios.

Las pymes se animan a sacar apps

La Encuesta de Aplicaciones Móviles para Pequeñas Empresas de 2017 de Clutch desvela que casi la mitad de las pequeñas y medianas empresas (42%) ya disponen de una aplicación móvil y esta cifra está prevista que aumente hasta un 67% a finales de 2017. Según datos del mismo estudio, las razones más habituales para tomar la decisión de crear una aplicación móvil son lograr un aumento en las ventas (39%) y mejorar el servicio de atención al cliente (30%).

Según los expertos, la tendencia al alza de la creación de aplicaciones móviles se debe a que cada vez los administradores y propietarios de pequeñas empresas son más jóvenes, personas que ya se han crecido sumergidas en la era digital y tecnológica.

El 87% de los teléfonos móviles españoles ya son inteligentes

El Informe Mobile en España y en el Mundo 2016 elaborado por Ditrendia expone que, en España, los teléfonos móviles inteligentes ya representan el 87% del total de teléfonos móviles del país, lo que sitúa a España en primera posición a nivel europeo (la media es del 78%) en adquisición de este tipo de terminales.

Este mismo informe concluye que del tiempo que los españoles destinan navegando con sus teléfonos móviles, el 54% lo gastan en las aplicaciones, dato que manifiesta la gran importancia que están tomando las apps en nuestro país.

La importancia de crear buenas apps

Más allá del diseño y de los elementos de los que debe disponer una buena app, es importante tener en consideración que esta debe cumplir con una serie de requisitos legales establecidos en la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSI-CE). Algunos de ellos son:

  • Se debe pedir al usuario que acepte los términos y condiciones de uso, siempre y cuando se haya facilitado esta información de forma clara y completa, indicando la identidad del prestador de servicios y la información relativa a la cesión de datos a terceros.
  • En caso que la App necesite utilizar otras aplicaciones ya instaladas en el dispositivo, durante la instalación deberá pedir el consentimiento previo al usuario.
  • La aplicación debe ofrecer la opción de desinstalación de forma sencilla y gratuita.