Denuncian que Google recolectó los datos médicos de millones de estadounidenses

conversia-google-denucnias-zhZydTyNMPg-unsplashGoogle se sitúa  en el ojo del huracán. Hace unos días, el diario The Wall Street Journal publicó en exclusiva que el gigante tecnológico había recolectado, sin permiso de los pacientes, datos médicos de decenas de millones de estadounidenses. Google se defiende de la denuncia alegando que su proyecto cumple con las leyes federales sobre protección de datos médicos. Te lo contamos todo en este post de Conversia.

Al menos 150 empleados de Google habrían tenido acceso a los datos

The Wall Street Journal ha denunciado que Google ha estado recolectando datos médicos de decenas de millones de estadounidenses, sin su permiso, en el marco de un proyecto llamado “Project Nightingale” (Proyecto Ruiseñor). Por lo que ha publicado el medio de comunicación, Google y la compañía médica Ascensión, una de las mayores compañías de salud sin fines de lucro de Estados Unidos, firmaron un acuerdo en secreto durante 2018. Gracias a este pacto, el gigante tecnológico tiene acceso y puede almacenar y analizar los datos personales de decenas de millones de estadounidenses residentes en 21 de los 50 estados de EE.UU.

Entre los datos recolectados por Google, habría diagnósticos médicos, resultados de pruebas en laboratorios o registros de hospitalización, con los nombres de los pacientes y sus fechas de nacimiento. Según el rotativo, ni los pacientes ni los médicos fueron notificados del intercambio de datos entre Google y Ascensión. Además, el medio denuncia que al menos 150 empleados de la compañía tecnológica habrían tenido acceso a la información personal de los millones de pacientes.

Reacciones de Google y Ascensión ante la denuncia del periódico

Ante la denuncia de The Wall Street Journal, el presidente de Google Cloud, Tariq Shaukat, emitió una nota de prensa en la que alegó que el objetivo de la compañía es “en última instancia, mejorar los resultados, reducir los costos y salvar vidas”. Asimismo, defendió que su proyecto cumple con las leyes federales sobre protección de datos médicos.

Según fuentes cercanas a la empresa, Google estaría utilizando los datos para diseñar un nuevo software, que respaldado por inteligencia artificial y sistemas de aprendizaje automático, permitiría a los proveedores médicos buscar en el registro de salud electrónico de un paciente por categorías específicas, crear gráficos con los datos (por ejemplo, de la evolución de los análisis de sangre) e, incluso, sugerir cambios en sus tratamientos.

Por su parte, Ascensión afirmó que, según el contrato firmado, Google no puede usar la información obtenida para ningún otro propósito que no sea proporcionar herramientas para sus proveedores médicos. El vicepresidente ejecutivo de Ascensión, Eduardo Conrado, explicó que “debemos transformarnos para satisfacer mejor las necesidades y expectativas de aquellos a quienes servimos, así como de nuestros propios cuidadores y proveedores de atención médica. Hacer eso requerirá la integración programática de nuevos modelos de atención entregados a través de plataformas digitales, aplicaciones y servicios que son parte de la experiencia cotidiana de aquellos a quienes servimos”.

Ante la denuncia de The Wall Street Journal, el gobierno estadounidense ya ha abierto una investigación federal al respecto. Cada vez más compañías tecnológicas están interesadas en el análisis de datos en la industria médica. Esta vía de negocio también está siendo explorada por Amazon, Apple o Microsoft, aunque ninguna de estas compañías ha  llegado a conseguir un acuerdo como el de Google.

 

Descubre más noticias sobre denuncias en materia de privacidad y protección de datos en este blog de Conversia.