Google denuncia que envió por error vídeos privados a otros usuarios

google-conversia-jz4ca36oJ_M-unsplashGoogle ha denunciado que, durante cuatro días, fue víctima de un fallo informático que provocó el envío por error de vídeos privados de internautas a otros usuarios que no eran sus propietarios. El fallo fue rápidamente subsanado y, ahora, el gigante de Mountain View hace público el error. En este post de Conversia te damos más información.

Un fallo producido por un gusano informático

La compañía de Mountain View ha hecho público una incidencia que afectó a algunos de sus servicios entre el 21 y el 25 de noviembre de 2019. La denuncia explica que Google envió, por error, vídeos privados de algunos usuarios a otros. El gigante tecnológico asegura que el problema afectó solo a un 0,01% de los usuarios que utilizaron sus servicios durante los días en que se produjo la incidencia.

El error, producido por el servicio de descarga de datos personales Google Takeout, hizo que, al descargar sus datos, algunos internautas recibieran vídeos que otros usuarios habían colgado en su cuenta de Google Photos. El problema venía ocasionado por un gusano informático, es decir, un programa que realiza copias de sí mismos y los aloja en diferentes ubicaciones del ordenador para colapsar los sistemas y las redes. A diferencia de los virus, los gusanos no infectan los archivos.

Desde la compañía han asegurado que el problema fue rápidamente solucionado y que se hizo un “análisis en profundidad” para evitar que el fallo vuelva a suceder. “Sentimos mucho que esto haya ocurrido”. Google afirma que el número de afectados sería del 0,01%, pero no ha dado más cifras en referencia a cuántos usuarios recibieron vídeos ajenos o cuántas personas vieron vulnerada su privacidad.

Denuncias de compañías tecnológicas por vulnerar la privacidad 

En este blog de Conversia ya hemos visto las denuncias reiteradas a compañías tecnológicas por vulnerar la privacidad y la protección de datos de los usuarios. Google es una de estas empresas, junto a una de sus compañías, YouTube, así como Facebook o Twitter. A estas alturas, por todos es sabido que nada es gratuito y que el negocio de estas compañías se basa en recolectar tantos datos como sea posible sobre los internautas para ofrecer a los anunciantes espacios publicitarios específicos y detallados.

Este no es el primer caso en el que Google ha vulnerado la privacidad de sus usuarios. Hace unos meses, ya nos hacíamos eco de una denuncia en la que se acusaba a la compañía de haber recolectado los datos médicos de millones de estadounidenses. Asimismo, YouTube (propiedad de Google) también se vio afectada en otra ocasión por vulnerar la privacidad de menores, motivo por el cual recibió una multa millonaria.

 

Descubre más denuncias en materia de privacidad y protección de datos en este blog de Conversia.