¿Existen opiniones en contra del #10YearsChallenge?

Foto de captura de Instagram para ilustrar post de opiniones de Conversia¿Sabes qué es el #10YearsChallenge? Se trata de un reto viral extendido a través de Instagram y Facebook en el que los usuarios compartieron una foto de ellos en 2009 y otra realizada en 2019, dejando constancia en las redes sociales de su evolución física. A pesar de parecer una publicación inocente y sin más repercusión que la de generar unos cuantos likes y comentarios por parte de los seguidores, el reto suscitó multitud de opiniones entre los expertos, acusando a las grandes compañías de estar detrás del reto para mejorar sus técnicas de reconocimiento facial. En este post de Conversia te contamos todos los detalles.

 

¿Tiene algún riesgo para la privacidad el #10YearsChallenge?

En menos de una semana, los hashtags #10YearsChallenge y #10YearChallenge acumularon más de 7 millones de publicaciones en Instagram. El juego se extendió rápidamente y en él participaron todo tipo de usuarios, incluidos celebrities y autoridades. Sin embargo, también hubo quién no siguió el reto y, además, lo criticó severamente con opiniones referentes a la vulneración de la privacidad y la protección de datos.

En el transcurso de los últimos días, varios entendidos en la materia han revelado que el juego podría tener algunas implicaciones que afectarían a la privacidad. Concretamente, la experta en estrategias digitales, Kate O’Neill, escribía un artículo en el portal digital de la revista Wired en el que se preguntaba irónicamente: “El reto de los 10 años es solo un meme inofensivo, ¿cierto?”. En el artículo, O’Neill aclaraba que con su tuit no quería afirmar que el reto viral era en su naturaleza peligroso, sino que era necesario hacer una reflexión sobre los datos personales que compartimos sin ningún reparo. O’Neill hacía referencia a un tuit que había publicado anteriormente en el que decía: “Yo hace 10 años: probablemente me habría unido al reto con la foto de perfil en Facebook e Instagram. Yo ahora: reflexiono cómo se podrían extraer todos estos datos para entrenar los algoritmos de reconocimiento facial sobre la progresión y el reconocimiento de la edad”.

O’Neill opina que, a pesar de que estas fotos ya estuvieran disponibles en los perfiles de Facebook anteriormente, con el reto viral se han facilitado las tareas para que grandes compañías que desarrollan algoritmos de reconocimiento facial los pusieran a prueba. Para la experta en estrategias digitales, el juego ha servido para testear con personas reales los algoritmos de reconocimiento facial sobre características relacionadas con la edad en un período concreto de tiempo.

¿Qué aplicación puede tener el reconocimiento facial?

Para contrarrestar aquellas opiniones que defendían que las fotos ya se habían compartido previamente en Facebook, en su artículo O’Neill argumentaba que el reto permitió a las grandes compañías tener todos los datos juntos y bien etiquetados, ahorrándose tener que contrastar las fechas de publicación y evitando que se cometieran errores como que la fecha en la que se hubiera subido la imagen no correspondiera con la fecha en la que se había tomado la fotografía.

Para O’Neill el principal objetivo de las compañías con el reconocimiento facial es la publicidad dirigida: pantallas de anuncios que incorporarán cámaras o sensores con los que podrán adaptar sus mensajes en función de la demografía del grupo de edad que la visualice. Reconoce que también hay un escenario positivo referente al hecho de entrenar el reconocimiento facial y la capacidad de progresión de edad: podría utilizarse para encontrar niños que llevan mucho tiempo desaparecidos y prever como serían en la actualidad.

Opiniones en contra del #10YearsChallenge

No solamente O’Neill habló sobre el #10YearsChallenge y su posible aplicación en el estudio del reconocimiento facial. Otros expertos también compartieron sus opiniones sobre el tema. Según recoge el portal BBC Mundo, el investigador en visión computarizada y biométrica de la Universidad Estatal de Michigan, Anil Jain, coincide con O’Neill al afirmar que empresas como Facebook o Google se dedican a rastrear la red para recopilar grandes volúmenes de información. Por lo tanto, “con el #10YearsChallenge estaríamos facilitándoles el trabajo, dando información valiosa y etiquetada”.

El mismo portal también recogía la opinión de la experta en temas de privacidad y tecnología de la Universidad Ryerson, en Canadá, Ann Cavoukian. Según Cavoukian, “la forma en la que estás envejeciendo puede tener inmensas implicaciones en el futuro” y podría ocurrir que, si un sistema es capaz de notar lo rápido que envejece una persona, esta información pueda ser utilizada, por ejemplo, para aumentar el precio de un seguro de vida o de salud.

A pesar de este conjunto de opiniones de expertos, desde Facebook se han apresurado a negar que su compañía se encuentre detrás del #10YearsChallenge. Un portavoz de la compañía de Mark Zuckerberg declaró que el juego “fue un meme generado por un usuario que se volvió viral por sí solo”. Además, recordó que los usuarios de Facebook pueden elegir activar o desactivar el reconocimiento facial en cualquier momento desde la configuración de su perfil.

Descubre más noticias sobre Facebook e Instagram en este blog de Conversia.