Seleccionar página

A principios de año, Google anunció que dejaría de utilizar las archiconocidas cookies en su navegador Chrome, el más utilizado a nivel mundial. Sin embargo, no hacía falta ser un experto en la materia para suponer que el gigante de Mountain View se guardaba un as en la manga y ya tenía preparada una nueva tecnología para conseguir el mismo propósito. Ahora el secreto a voces se ha confirmado y llega a nuestras vidas el FLoC. En este post de Conversia te explicamos todos los detalles.

Vender publicidad basada en grupos de interés

Adiós a las cookies en Chrome. Google ha decidido prescindir de esta tecnología, que le permite ofrecer a terceras compañías la posibilidad de comprar anuncios basados en el historial de navegación de los usuarios, a través de Google Ads. A pesar de esto, el gigante tecnológico, que controla más de la mitad del mercado de la publicidad en Internet, no dejará esta línea de negocio que tantos beneficios económicos le aporta.

Según el director de gestión de productos, privacidad en publicidad y confianza de Google, David Temkin, la publicidad digital debe evolucionar “para abordar las crecientes preocupaciones de los usuarios acerca de su privacidad y de cómo se utiliza su identidad”. Y para ello nace Federated Learning of Cohorts (aprendizaje federado de conjuntos), o lo que es lo mismo, FLoC. Se trata de una herramienta basada en grupos de interés, aunando personas con intereses y comportamientos comunes y ofreciendo a las terceras compañías que quieren publicitarse la totalidad de grupo y no el usuario individual, de manera que conlleva un menor riesgo para la privacidad de estos.

En declaraciones al periódico El Mundo, Google asegura que “los grupos son tan grandes que se conforman por miles de usuarios, por lo que los usuarios individuales no se pueden identificar. Al mismo tiempo, los miembros son lo suficientemente similares como para que probablemente estén interesados en el mismo tipo de contenidos o anuncios”. Sin embargo, según cálculos realizados por la organización internacional sin ánimo de lucro de promoción legal de los derechos digitales, EFF se estima que existirían más de 33.000 posibles variables.

De momento, la Unión Europea no entra en las pruebas

En la actualidad, la herramienta se encuentra en fase experimental entre el 5% de los usuarios de Chrome. Por el momento, Google no ha pedido consentimiento explícito a sus usuarios ni tampoco ha desarrollado una opción para que los usuarios puedan comunicar que no quieren formar parte de las pruebas de  FLoC.  La compañía asegura que no comparte los historiales de navegación ni categoriza grupos a través de datos sensibles, como podrían ser páginas webs médicas, sobre religión o política.

A raíz de la vigencia del Reglamento General de Protección de Datos en la Unión Europea, parece que Google no ha lanzado el programa de pruebas de FLoC en ninguno de los países comunitarios ya que la compañía no tiene claro si la nueva herramienta estaría infringiendo la legislación. Google ha sido protagonista en varias ocasiones de las multas más elevadas impuestas por las autoridades de control europeas en materia protección de datos, debido a la vulneración de la privacidad de los usuarios. Con la nueva herramienta, Google espera poder seguir operando sin tanta presión regulatoria.

Puedes leer más noticias relacionadas con las cookies en este blog de Conversia.