La app Radar Covid ya está plenamente operativa en toda España

Radar-Covid-APPHoy es la fecha límite establecida por el Gobierno a las Comunidades Autónomas para que la aplicación Radar Covid esté plenamente operativa en todo el territorio español. Se trata de la app creada por la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia con la finalidad de que los teléfonos móviles puedan registrar con qué otros dispositivos se han cruzado, es decir, realizar un rastreo de contactos. En este post de Conversia te explicamos su funcionamiento y aclaramos si pone en riesgo la privacidad y la protección de datos de los ciudadanos.

Una aplicación que funciona con Bluetooth

España se suma a la lista de países europeos que han implantado una aplicación móvil para tratar de monitorizar los posibles contagios de la Covid-19 entre sus ciudadanos. Como sucede en la mayoría de países de la Unión Europea, la app española utiliza un sistema descentralizado, de manera que la información registrada está encriptada, es anónima y no es accesible por terceros.

La aplicación no realiza los cálculos por sí mismos, sino que utiliza el sistema creado por Google y Apple, que se ha integrado en los teléfonos iPhone y Android. La app Radar Covid utiliza esta API para calcular con quién te has cruzado recientemente y, según la información emitida por los distintos dispositivos móviles encontrados, establece el nivel de riesgo al que has estado expuesto. Los parámetros que se tienen en cuenta son las personas/dispositivos cruzados en los últimos 14 días, a menos de 2 metros de distancia, por un intervalo de tiempo superior a los 15 minutos. El sistema se basa en la conectividad Bluetooth y no usa GPS, ubicación ni ninguna otra tecnología.

¿Pero cómo sabe la aplicación quien ha está contagiado? Para que todo este sistema funcione es imprescindible que cada usuario comunique a la app que ha dado positivo en el test de coronavirus. Sin embargo, el resto de usuarios recibirán la información de forma anónima, sin saber quién ha sido el positivo de sus últimos contactos. Para poder introducir esta información en la aplicación, las autoridades sanitarias proporcionarán un código numérico a los afectados para verificar que no se trata de un falso positivo.

Prueba piloto en La Gomera

Antes de su puesta en funcionamiento en todo el territorio español, el Gobierno realizó una prueba piloto en la isla canaria de La Gomera. La fase de pruebas se realizó entre el 29 de junio y el 31 de julio y los resultados fueron muy satisfactorios. Entre las cifras aportadas destaca que se registraron 6,4 contactos estrechos por positivo confirmado, casi el doble de los 3,5 que se hubiesen detectado mediante el traceo manual.

Tras la aprobación de la app por las autoridades sanitarias, el Gobierno puso a disposición de las Comunidades Autónomas la aplicación, que deben implantarla en sus sistemas de gestión de avisos sanitarios. Las primeras en instaurarla fueron Andalucía, Cantabria, Aragón, Extremadura, Canarias, Baleares y Castilla y León.

Antes de final de año se espera que la aplicación Radar Covid también tenga interoperatividad con el resto de apps implantadas en los principales países europeos que también funcionan con el protocolo ideado por Google y Apple.

La importancia de descargar la aplicación

A pesar de que las cifras de la prueba piloto fueron muy positivas, la verdadera efectividad de la aplicación depende de que los ciudadanos la descarguen y la tengan activa, es decir, pongan en funcionamiento el Bluetooth de sus dispositivos. Cuantas más personas, más eficaz. Diversos estudios apuntan que se requiere que un mínimo del 60% de la población utilice la aplicación   para que el sistema sea realmente útil. Sin embargo, fuentes del Gobierno aseguran que el uso por parte del 25% de los ciudadanos ya podría ser efectiva.

Debate sobre la privacidad y la protección de datos

Como ya hablamos al principio de la pandemia en los blogs de Conversia, uno de los principales debates entorno a estas aplicaciones es el tratamiento de la información personal que se realiza de los ciudadanos, es decir, si se garantiza su privacidad y su protección de datos personales.

Algunos usuarios temen que la aplicación vulnere su intimidad, a pesar de que los expertos confirman que es una de las apps que más respeta la privacidad. Desde el grupo que asesora al Gobierno para crear una carta de derechos digitales señalan que en el desarrollo de la app Radar Covid “se ha puesto especial empeño en que la privacidad fuera lo más importante, precisamente para evitar suspicacias. No recoge ningún dato personal. No podría ser menos intrusiva”.

Además, el Gobierno ha asegurado que en breve se hará público el código fuente de la aplicación, de manera que los entendidos en la materia podrán verificar las dudas planteadas en materia de privacidad.

 

Descubre más noticias sobre la Covid-19, protección de datos y privacidad en este blog de Conversia.