La protección de datos en las redes Wifi públicas depende de uno mismo

Hombre conectándose a una red wifi pública en un aeropuerto, momento que se tiene que procurar por la protección de datosDesde hace unas semanas, 12 aeropuertos españoles de AENA, disponen de red Wifi gratuita. Esto implica que miles de personas se conecten al servicio.

Aunque sea muy práctico, no siempre es seguro conectarse a una red Wifi pública ya que detrás de ella puede que haya un ciberdelincuente con la intención de infectar el dispositivo con un malware o redirigirte a páginas fraudulentas para robarte datos.

Esta forma de sustraer datos personales es una estrategia de phishing más, y en la que la protección de datos depende de uno mismo.

Estas redes conocidas que encontramos en aeropuertos, trenes, hoteles, bibliotecas.., y en las que sabemos que el gestor de la red es seguro, pueden tener otro tipo de problemas. Por este motivo, dependerá de uno mismo que los datos se mantengan a salvo.

¿Qué son los sniffers?

Los sniffers son programas informáticos que registran la información que envían los dispositivos y que podemos encontrar dentro de estas Wifis. Si un usuario entra en una página segura (https) o aplicación conocida, sus datos no corren peligro. En cambio, si entra en una red no segura (http) uno de estos sniffers podría detectar nuestro tráfico sin cifrar.

¿Qué aconsejan los expertos en protección de datos?

 Los expertos en LOPD aconsejan no acceder a banca online ni a lugares de la administración pública, así como no enviar archivos, ya que sería como si lo compartiéramos con todo el mundo.

Otros problemas de protección de datos

 Aparte de lo expuesto, existen otros problemas que ponen en peligro nuestros datos: los agujeros de seguridad (por eso es necesario tenerlo siempre todo actualizado) y las redes con nombres parecidos a los de la Wifi original para que los usuarios caigan en la trampa.