La imparable tendencia creciente del comercio electrónico en España

imagen de una tarjeta y carritos de compra de comercio electrónicoActualmente, España es la 4ª potencia europea en comercio electrónico  (por detrás de Reino Unido, Alemania y Francia) y casi la mitad de españoles ya realiza compras online. Cada vez que se publican datos respeto a este tipo de mercado se aprecia que el crecimiento es constante y que el volumen de negocio incrementa en millones de euros.

Crecimiento del comercio online en 2016

El comercio online facturó en España más de 5.900 millones de euros en el segundo trimestre de 2016, un 20,3% más que en el mismo período del año anterior, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Los sectores de actividad que obtuvieron los primeros puestos en cuanto a ingresos fueron las agencias de viajes y los operadores turísticos, con un 15,6% del total, seguidos del transporte aéreo (13,5%) y las prendas de vestir (5,6%).  Estas cifras significan que durante los meses de abril, mayo y junio se facturaron en total 1.000 millones de euros más respeto al mismo período del año anterior.

¿Cuáles son los hábitos del comprador en línea?

Otro estudio sobre ecommerce realizado por la asociación IAB  destaca que los principales motivos por los cuáles los españoles compran por internet son que las ofertas de los productos adquiridos están disponibles únicamente online y que comprar a través de la red es práctico, cómodo y barato. Asimismo, los motivos que hacen a los usuarios decantarse por un operador de comercio electrónico u otro son, básicamente, la facilidad a la hora de hacer devoluciones y reclamaciones, el coste de los gastos de envío y el tiempo que tardan en llegar los pedidos al comprador.

¿Cómo se adaptan las empresas al comercio electrónico?

En este sentido, cada vez más empresas de mensajería se están adaptando a las exigencias de los vendedores y compradores en línea y ofrecen servicios de entrega en el mismo día en que se ha realizado la transacción. El exigente ritmo del ecommerce no solamente ha reactivado el sector de la logística, sino que también ha abierto una nueva ventana de oportunidades a empresas de otros sectores. A pesar de que en España aún son mayores las importaciones que las exportaciones en comercio electrónico, ya son muchas las pymes que se atreven a entrar en este mercado y se adaptan a él con facilidad. Y es que los requisitos para hacerlo son pocos: imaginación, programación y un buen cumplimiento de la normativa. En esto último te ayudamos desde Conversia.